Lady Bird o la muy bien escondida pretensión y oda al ego

Una de las películas que está causando revuelo en esta temporada de premios es Lady Bird, ya sea por que le dio la primera nominación al Oscar a una mujer en la categoría de Mejor Director en 8 años o las espléndidas actuaciones de sus protagonistas. Pero hay algo que no cuadra y se llama honestidad en la voz de la autora Greta Gerwig. A continuación enlisto lo bueno, lo malo y lo feo de Lady Bird.

Lo Bueno

Las actuaciones

Tanto como Saoirse Ronan y Laurie Metcalf hacen una grandísima actuación interpretando a una hija y a su madre (no por nada, están nominadas al premio de la Academia). Mientras que Ronan esconde por completo su acento irlandés siendo una adolescente en Sacramento, Metcalf nos entrega una madre poco empática con sus hijos (es como la mamá de Sheldon Cooper a la décima potencia)

El coming of age

Muchas mujeres se sentirán identificadas con Lady Bird por las situaciones en las que se le muestra. Desde querer encajar en un grupo social, pasando por la relación con tu madre en la adolescencia, hasta la sexualidad.

El humor

La película es la encarnación del famoso “es gracioso porque es cierto”. Retrata con tanta desfachatez lo complicado que es ser una adolescente que uno se termina riendo.

El lugar de las mujeres en la industria

No es cuestión de la película per se pero el cacareo que hay alrededor de ella le vendrá bien a una sociedad que lo que menos hay es equidad de género, aunque esto también viene ligado con lo feo…

Lo malo

La dirección

No me malinterpreten, Greta Gerwig hace un increíble trabajo dirigiendo a sus actores (se nota a kilómetros de distancia que ella también es actriz), aquí el tema es su voz, ha declarado en varias ocasiones que gran parte del filme está basado en su propia vida que al final de la historia se siente que quería gritar “¡Todos, mírenme!” y lo que terminó haciendo fue una “modesta” carta de amor a la adolescencia. En conclusión se me hizo hipócrita, si quería hablar de ella lo hubiera hecho con bombo y platillo ¿un ejemplo de esto? Iñárritu y su Birdman

El ritmo

El guion se toma muchísimo tiempo para plantear cada peripecia de Lady Bird que al final hace que el ritmo de la historia se sienta lento y hasta aburrido.

El contexto

La película toma lugar en Sacramento de 2002, es un EUA post 9/11 (se llega a mencionar el evento en un par de ocasiones). El hecho es que no encuentro algún vínculo entre el entorno con el accionar de los personajes. Lo mismo hubiera pasado en 2002, 2018 o en 2034.

Lo feo

Porque son mujeres

Lady Bird es una buena película y ya. Siento que todo el reconocimiento que está teniendo viene en parte porque la autora es mujer. Aunque es necesaria esa equidad, no debemos de valorar algo por el género de un artista. La humanidad dará un gran paso en cuanto nos dejemos de catalogar como homosexuales, heterosexuales, mujeres, hombres… Sino simplemente como personas.

1 comentario en “Lady Bird o la muy bien escondida pretensión y oda al ego

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close