Yo, Tonya o nuestro derecho a soñar

¿Hasta dónde eres capaz de aguantar para alcanzar tus sueños? O mejor aún ¿qué estás dispuesto a hacer para alcanzarlos? Tómate un momento, respira, piensa en ello ¿ya? Bueno, pues déjame decirte que a la patinadora olímpica Tonya Harding ni siquiera la dejaron pensar en esas dos preguntas y truncaron su carrera… Aquí esta lo cool, lo meh y lo gacho de Yo, Tonya 

Lo Cool 

La comedia

La historia es sobre cómo llegó Tonya Harding a ser la patinadora que fue, pero a finales de los 90 este nombre se volvió el más mediático del momento debido al escándalo que la incriminaba de haberle roto una pierna a su principal competidora: Nancy Kerrigan. Dicho así, no tiene nada de chistoso pero la excentricidad de los personajes y la forma de interpretarlos en lo absurdo hace inevitable pensar que estamos ante una de las mejores comedias de los últimos años.

Margot Robbie

No por nada está nominada al Oscar en la categoría de Mejor Actriz, aquí Robbie nos regala la más importante interpretación de su carrera hasta ahora, en dónde le da una profundidad y empatía a quién por mucho tiempo fue la villana del cuento. “Conocer” su punto de vista nos dejó ver que lo único que quería Harding al final del día era patinar.

Allison Janney

Pero si de actuaciones hablamos, ésta es LA actuación de la película, Janney interpreta LaVona Golden (madre de la patinadora) de forma tan extravagante y visceral que nos resulta difícil imaginar que este personaje existió en la vida real (al final de la película hay pietaje de varias entrevistas y verán que en serio así de loca estaba la señora). Aquí nos demuestra el otro lado de relación madre – hija que Lady Bird postuló este año, el lado enfermizo, el lado de la exigencia, el lado de la perfección. Imposible imaginar a otra actriz interpretando a este personaje, el Oscar es suyo.

La edición

Algo que hizo de la película un producto entretenido fue la edición que reflejaba la personalidad de cada uno de los personajes alrededor de Tonya, hay secuencias trepidantes que te quitan el aliento hasta una danza calmada a la hora del entrenamiento. Una mención especial para el soundtrack que funge como un personaje más y las secuencias parecen estar coreografiadas al compás de esta música.

 

 

Lo meh 

Cómo abordaron “el suceso”

Y no me refiero a que no le dieron el lugar que se merecía, pero a la mitad del embrollo da la sensación de que lo que se está viendo ya duró demasiado.

La percepción de la película

Solamente el tiempo dirá el lugar que ocupará el filme en la memoria colectiva, pero viendo la publicidad, el género y la reacción de la gente creo que pasará a la historia como el primer Oscar de Allison Janney (que no es poca cosa).

 

 

Lo gacho 

La denuncia

La vida de Tonya Harding no fue miel sobre hojuelas pero tampoco la gran desgracia, a final de cuentas recibía el apoyo de sus seres cercanos. Pero es increíble el nivel de violencia intrafamiliar que recibió la ex patinadora, tanto con su madre como con su esposo (en el segundo caso ella misma declaró que hubo ocasiones que pensaba que la golpeaban por su culpa), lo reflejaba en las competiciones a tal grado que los jueces le daban una mala calificación con tal que no representara a EE.UU.

En conclusión, Yo, Tonya es una comedia negra disfrazada de biopic que nos invita a reflexionar sobre el abuso de poder y sus consecuencias.

 

¿Tú ya la viste? Cuéntame que te pareció

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close