Sexo con millennials

Estás a solas con tu crush ella o él se queda mirando tus ojos fijamente, acerca sus labios con los tuyos, se rozan más no se besan. Empiezan con apenas las yemas de sus dedos a acariciarse los brazos tan despacito que pareciera que están cuidando algo muy delicado. Tu crush te quita la playera, tú respondes con el mismo gesto, se acuestan, se entrepiernan, cierran los ojos y por fin se besan.

No hace falta terminar de escribir eso que ya te imaginaste, pues eso es lo que la mayoría de los millennials nos imaginamos cuando vemos las series coming of age (subgénero que aborda la transición de una etapa de la vida a otra) que están de moda. Y me voy a enfocar en 3: la excéntrica adaptación de los comics de Archie, Riverdale, el remake del clásico noventero de Wes Craven, Scream, y lo que muchos dicen es una apología al suicidio 13 Reasons Why.

Todas tienen en común el despertar a la sexualidad y no importa que lleves años sin ser virgen, estas historias tienen algo que logran robarte el aliento. Porque todos algunas vez nos quisimos dar a ese profesor o profesora que se pasaba de buenx, todos alguna vez pusimos en su lugar al “popular” de la escuela, y al menos todos alguna vez fuimos víctimas del bullying.

Encierran esos temores adolescentes tan cotidianos como ir con cola entre las patas con la persona que te gusta para invitarlo a salir, o algo más profundo y cliché como la pregunta “¿a qué vine a esta vida?”. La banalidad y cercanía con la que te hablan hacen de estas series algo hipnótico, y no digo cercanía por el hecho de que hayas ido a una prepa gringa y con casilleros si no porque, por más teto que seas, tienes amigos.

Cada una tiene algo que decir y desde su género, un thriller adolescente en donde Bety y Veronica se besan (si tienes más de 40, sí, me refiero a ESAS Bety y Veronica), una historia de horror en donde cada asesinato es analizado a través de un podcast, y un drama en donde una niña dejo 13 casettes como notas de suicidio. Y no son precisamente obras de la televisión mundial pero funcionan por algo tan sencillo y básico: la aspiración.

Aspiramos a contestarles con tal gallardía a nuestros padres, aspiramos que haya ese tipo de cafeterías en nuestras colonias, vaya, aspiramos que asista gente así de sexy en nuestras escuelas. Una fórmula que se ha ido reciclando por generaciones, Beverly Hills 90210 o Gossip Girl son algunos ejemplos de esto.

Riverdale, Scream y 13 Reasons Why están disponibles en Netflix y si eres un adulto y quieres ver cómo vive y piensa la llamada generación del milenio esta es tu oportunidad, o si eres un escuincle con ganas de chisme y hartas pero hartas referencias a la cultura pop contemporánea ya sabes dónde darte.

¿Y tú ya viste alguna de estas series? ¿Te gustaron?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close