Hablemos de Yo Soy Simón

En la época en donde las minorías son volteadas a ver y lo cool es ser inclusivo y políticamente correcto llega el filme Yo Soy Simón, una comedia coming of age que cuenta la historia de Simon Spier, un chavo de 17 años que tiene una vida aparentemente estable pero guarda un gran secreto: es homosexual. La trama gira al rededor del intento de salir del clóset del protagonista. Aquí está lo cool, lo meh y lo gacho de Yo Soy Simón:

Lo cool

El lenguaje actual

Es evidente que el target de la película son los millennials (me percaté de eso al momento de asistir al cine: la sala estaba abarrotada literalmente a reventar), y el lenguaje que maneja es muy fácil de digerir si eres un cuate de 16-28 años. Hay uso de redes sociales, fiestas a las que morirías por ir y referencias a la cultura pop de la época. Esto me agradó porque se siente natural y no forzado en el quehacer de la historia.

Las actuaciones

Nick Robinson como Simon es convincente y empático, además de que no cae en los clichés que pudiera tener la naturaleza de su personaje. No así Katherina Langford, que no lo hace mal pero tal vez siga muy fresca en nuestra memoria Hannah Baker de 13 Reasons Why que por momentos se siente que estamos viendo una extensión de ese personaje, repito no lo hace mal pero el entorno del personaje no le favoreció.

El balance comedia y drama

La historia está tan bien delineada que es muy fácil dejarse llevar por ella a tal grado que, sin darse cuenta, uno ya se está riendo por chistes de Game of Thrones o llorando con el papá de Simon (un Josh Duhamel MUY bueno).

Lo Meh

La percepción del público

A título personal no me gusta que, al igual que Llámame por tu Nombre, el ruido que está siendo la cinta se fundamenté por tener un personaje homosexual. Bien pudo haber sido una persona bisexual o heterosexual y la historia hubiera funcionado igual, esto porque el trasfondo del relato no es la sexualidad per se, sino el tortuoso camino de aceptación que TODOS tenemos cuando somos adolescentes. No niego que es un gran paso que un estudio del tamaño de FOX haya un puesto un protagonista gay en una de sus películas. Reitero, el día que nos dejemos de catalogar como heterosexuales, homosexuales, hombre, mujeres… sino simplemente personas habremos dado un salto gigante como sociedad.

Lo gacho

La redundancia del guion

Llega un momento en que de verdad te cansas y quieres entrar a la pantalla y darle un par de cachetadas a Simon y no por lo que está pasando, sino porque lo que está diciendo ya lo había dicho anteriormente. El guion le da muchas vueltas al asunto con el afán de generar tensión pero lo único que logra es desesperarnos.

En conclusión Yo Soy Simón es una clásica cinta coming of age que funciona al contar su historia pero que tristemente en uno 20 años ya no tendrá el eco que debería tener, es por eso que a esta película le pongo 3 lentecitos de 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close