Aquaman: Un espectacular absurdo

Desde que tengo uso de razón recuerdo que Aquaman era considerado un papanatas, ya sea en la serie animada de Hannah-Barbera Los Superamigos o su total omisión en la serie noventera La Liga de La Justicia, pa’ pronto nadie quería ser el rey de los 7 mares a la hora de jugar a los superhéroes.

¿Pues qué creen? Aquaman, la nueva película del DC Extended Universe borra todo rastro de aquel güerejo bonachón que “únicamente” podía hablar con los peces. La épica fantástica de James Wan es un espectáculo visual y lleno de adrenalina.

Por mucho es mucho mejor que la vapuleada La Liga de la Justicia (honestamente, no era una tarea muy complicada), sí se anda dando un quiénvive con La Mujer Maravilla que si bien no es tan efectiva en sus formas y técnica, esta aventura acuática es mucho más cool, palomera, pues.

Jason Momoa como Arthur Curry lleva en sus hombros todo el peso del proyecto de manera natural , creíble y carismática, como si se tratase de un papel hecho a su medida. La nivelación entre la acción y comedia (pero sin llegar a hacer marveladas) es la adecuada, se nota que se pensó en un producto para toda la familia y no solamente en los fan from hell.

El trabajo de dirección no pudo haber caído en mejores manos, James Wan no se toma tan en serio lo que está contando (a diferencia de Zac Snyder), acción que le da un toque más fresco y divertido al relato tanto en los momentos de acción, comedia y por supuesto de terror. Mención honorífica a toda la secuencia de la fosa, en verdad me hizo sentir escalofríos. Aunque la historia está plagada de clichés y arquetipos son las formas las que la convierten si no en algo novedoso si en algo muy entretenido.

Tal vez el lado en el que más flaquea es en los villanos (como buena película de superhéroes). La construcción del rey Orm, un Patrick Wilson cumplidor, quiso ser compleja pero al final sus motivaciones no quedan de todo claras para el espectador. Y pues Black Mantha, que de no ser por la secuencia en Sicilia, hubiera sido una gran decepción, por suerte el filme nos deja claro que ambos personajes tendrán una segunda oportunidad para cautivarnos y quedar en los anales de la historia. Por lo mientras son lo más unidimensionales en lo que va del año.

La música y los efectos visuales es algo que te dejarán con la boca abierta, y las menciono al mismo tiempo porque en conjunto entregan un producto que por sí solo vale el precio del boleto. Las partituras de Rupert Gregson-Williams que nos recuerdan a clásicos ochenteros como Tron por aquello de los sintetizadores y los escenarios psicodélicos de Atlantis junto a las épicas batallas acuáticas son, después de Momoa, lo mejor de la película.

En conclusión, Aquaman es inverosímil, ridícula y absurda pero las herramientas con las que nos cuentan esta épica hacen que sea un viaje increíble que nos hace olvidar la paupérrima presentación que tuvo el rey de Atlantis en 2017. Es por eso que a esta peli le pongo 3.5 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close