El Regreso de Mary Poppins: (Ahora sí) están salvando a los Banks

Tiene más de 50 años que Mary Poppins se estrenó en cines y no resulta sorprendente que a nuestros días siga tan vigente. El mensaje optimista y familiar que nos dice tiene eco y seguirá teniendo en un futuro distante. Hace unos años resultaba osado hasta peligroso tan siquiera pensar en una secuela de la nana prácticamente perfecta, El Regreso de Mary Poppins se atrevió y lo hizo muy bien.

Un clásico del cine mundial, seamos honestos el ícono de una mujer con paraguas volando por los cielos londinenses o las emblemáticas canciones de la película viven en nuestro imaginario colectivo (ni siquiera hace falta ver el filme para reconocerlos de inmediato), así es Mary Poppins.

Honestamente guardé mis reservas cuando se hizo el anuncio de una secuela (es una de mis películas favoritas), siempre le encontraba un pero cada que se anunciaba algo del proyecto. Les digo alegremente que mis dudas fueron aclaradas y que en la sala de cine volví a soñar y sentirme como un niño.

Empecemos con Emily Blunt, si bien Julie Andrews pasará a la historia por interpretar a Mary Poppins, Blunt lo hace espléndido. Se nota que el equipo se esmeró en capturar el porte y elegancia del personaje, aunado con las increíbles tablas de la inglesa. Cualquier nominación que tenga en la temporada de premios es bien merecida.

El “desconocido” Lin-Manuel Miranda se apropia de Jack (un homenaje a Bert de la original), la química con el resto del elenco, la naturalidad que proyecta y la experiencia en teatro musical es evidente. El actor se divirtió al hacer su chamba y lo contagió.

Si bien el arco de la historia es una calca de su antecesora, la expertis de Rob Marshall hizo que el relato fuera ameno, espectacular y lo más importante: familiar.

Sería inaudito comparar las canciones de las dos películas, tomando en cuenta que las primeras tienen más de medio siglo de existencia, es decir ya están bien conocidas y todo el mundo las ama. Las líricas de estas son dignas representante del Cherry Tree Lane, pegajosas, alegres y con el mensaje que Mary Poppins ha dado desde el comienzo. Solo el tiempo dirá si merecen pasar a la historia como algo memorable, yo apuesto a que sí.

Otro punto que fue un lujo ver fueron los cameos y referencias, en especial la aparición de Dick Van Dyke, reflejan el espíritu soñador y juguetón de la primera además de que da a los nostálgicos un buen eye candy.

En conclusión El Regreso de Mary Poppins es una película familiar redonda con reflexiones claras, actuaciones increíbles, canciones pegajosas, animación encantadora y coreografías espectaculares. Es prácticamente perfecta. Por eso a este filme le doy 4 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close