Battle Angel: Una mierda espectacular

Me sentí ultrajado y estafado al momento de salir de la función de Battle Angel: La Última Guerrera y no me malinterpreten es una buena película, solo que gran parte de la campaña promocional anunciaban con bombo y platillo la dirección del visionario Robert Rodríguez, cosa que yo no vi más que en unas cuantas referencias a la cultura mexicana. La película es enteramente de James Cameron.

El director más taquillero de todos los tiempos, junto con Jon Landau, escribió la adaptación del manga homónimo que cuenta la historia de una cyborg que tiene que descubrir su nuevo mundo a la par que tiene que recordar su vida pasada.

Si bien los efectos especiales son apabullantes y te dejan con la boca abierta, las formas y la cansada melcocha con la que te cuentan el relato harán de este producto algo poco entrañable. James Cameron ya nos contó esta misma historia con Titanic y Avatar (dos seres de universos diferentes que se terminan enamorando) y pues ya chole ¿no?

Insisto, la película no es mala pero como mencionaba al principio, Robert Rodríguez parece que hizo un trabajo por encargo, su voz no se siente en ningún punto de la cinta. Sí, es un especialista a la hora de relatar secuencias intensas y de acción, sin duda creo que había mejores opciones que Rodríguez, y no por su falta de capacidad sino por su estilo visual y narrativa. Tal vez, por los temas y personajes que se aborda, Neil Blomkamp (Sector 9) pudo haber sido un realizador más natural para este proyecto. Lo vuelvo a decir, James Cameron imperó en TODO el largometraje.

Una vez sacado mi enojo y desdén, procedo a hablar de lo bueno de la peli. El cyberpunk es uno de los más fascinantes subgéneros de la ciencia ficción (su primicia principal es preguntarnos qué nos hace humanos) y este proyecto es un dignísimo representante. El material de origen tiene mucho que ver pero las atinadas actuaciones de Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly y Mahersalla Ali; dota a esta historia de capas que por varios momentos nos hacen reflexionar.

Los acordes del visionario compositor Junkie XL, en esta ocasión se sintieron genéricos y cumplidores, en ningún momento la música juega un papel fundamental en lo que quier ser una historia épica de redención, amor, descubrimiento y revolución. Mal porque su talento es enorme.

Tal vez fue por el objetivo de llegar a más audiencias o el simple y llano egoísmo de una de las mentes más influyentes de Hollywood pero Battle Angel: La Última Guerrera es un espectáculo increíble de efectos especiales que se disfruta aún más en formato IMAX 3D pero con un corazón reemplazable, como el de la protagonista. Es por eso que a esta cinta le pongo 3 lentecitos de 5

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close