Dumbo: La Magia de la Expectativa

La neta, la neta cuando entré a ver Dumbo la más reciente adaptación live action de Disney, iba con mis reservas. De por sí la versión original no ocupa un lugar memorable en mi ranking personal, el relato contado por Tim Burton sobre un elefante volador parecía que no cambiaría eso. Iba escéptico, pues.

¿Pues qué creen? Me hicieron tragarme mis prejuicios, si bien no se convirtió en mi adaptación de acción real favorita, si fue una muy satisfactoria.

Para poder disfrutar Dumbo, antes que nada, debemos de borrar casi en su totalidad de nuestra memoria el clásico animado de 1941, ya que aunque tenga algunos guiños de esa cinta, la historia brilla por tener su propia voz sin perder el eje del carismático paquidermo.

“Me ha hecho sentir nuevamente como un niño, señor Medici” menciona el personaje de Michael Keaton en algún momento de la película y justamente así me hizo sentir el instante en el que vemos en pantalla el primer vuelo de Dumbo. La dirección de Tim Burton es discreta y elegante, algunos fanáticos argumentan que no parece un filme de él pero su sello está ahí en cada momento: los personajes marginados, la estética extravagante, los temores del ser humano, vamos, hasta Danny DeVito. Tim se dio el permiso de salir a jugar y nos divirtió (y de paso conmovió) en el camino.

Los mensajes que manda Dumbo son pertinentes para el momento de la historia que estamos viviendo desde el respeto a los animales hasta la persistencia y valor de alcanzar nuestros sueños, de creer en ellos. Algo muy importante y que rescato de este relato es que no hay que ser víctima de las expectativas, ni siquiera de las propias, lo que va a pasar pasará, solamente hay que trabajar en ello con determinación.

El elenco multiestelar conformado por Colin Farrel, Danny DeVito, Michael Keaton y Eva Green cumple sin ser algo sobresaliente, ojo, no son actuaciones malas sino que simplemente están al servicio de la historia y funcionan muy bien.

Tal vez el pie del que cojea Dumbo es en el algunos momentos del guion, ya que no termina de encerrar del todo contadas motivaciones de los personajes o introduce de manera muy forzada pequeños guiños de la película animada: los ratones no tienen substancia alguna en la trama.

Aun así la película hace pasar un rato maravilloso llena de magia y sueños, dignos de una historia de la casa Disney.

En conclusión Dumbo es una espléndida película familiar que nos recuerda de manera categórica que nuestras diferencias son las que nos hacen especiales, celebrémoslas y hagamos uso de ellas. Por eso a esta cinta le pongo 4 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

1 comentario en “Dumbo: La Magia de la Expectativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close