¡Shazam!: Lo serio de ser niño

Probablemente desde que eras niño soñabas con tener los poderes de tu superhéroe favorito, te preguntabas qué harías si los tuvieras y qué tanto te divertirías con ellos. Bueno pues ¡Shazam! toma como premisa estas preguntas que se ha hecho todo niño del planeta y lo plasma en una historia divertida, refrescante y honesta.

Considero que ¡Shazam! tiene más mérito por la constante exposición que hemos tenido al subgénero de superhéroes durante los últimos 11 años. A estas alturas del partido, bien uno podría pensar que ya no es necesario que nos cuenten historias de origen, este filme (especialmente por lo bello de su mensaje) nos dice que no es cierto.

El carisma de Zachary Levi es nato, tanto así que en los momentos en los que no sale en pantalla estamos esperando cualquier excusa para que Billy Batson diga “Shazam” y verlo nuevamente. Sin caer en la parodia o imitación, Levi logra plasmar la esencia de lo que haría un adolescente de 13 años con superpoderes. Sus momentos y gags se sienten naturales y sí, honestos.

El director David F. Sandberg hace su debut en el subgénero de superhéroes de manera satisfactoria, su experiencia de jugar con las emociones del espectador en el cine de terror le sirvieron para tener un timing, sino perfecto, adecuado para cada acción vista en pantalla. Se nota la libertad que tuvo el realizador al momento de proponer. Mención especial a las secuencias en donde aparecen los pecados, aquí verdaderamente se notan las tablas que tiene en el género del horror.

Tal vez el punto más débil de la película radica en la música, no es la primera ocasión que Sandberg colabora con el compositor Benjamin Wallfisch y aquí el músico nos entrega un score genérico y cumplidor, lo que uno esperaría escuchar en una cinta del género, la neta. Una lástima que Shazam aún no cuente con un tema musical memorable.

Pero más allá de la comedia y la acción, lo verdaderamente importante que hace ¡Shazam! es el mensaje de inclusión que envía: no importa del lugar qué provengas o tu condición, física, racial, sexual o de género, cualquiera puede salvar el día solo basta con quererlo. La neta, muero por platicar con niños que ya vieron la cinta para platicar al respecto.

En conclusión ¡Shazam! es una película sin pretensiones que su principal motor es entretener y en el camino nos hace reflexionar y soñar con una mejor sociedad, ah y también abre una puerta para otro crossover en el DCEU. Por eso le pongo 4 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close