Avengers: Endgame: Cerrando ciclos

Un CGI terrible, la primera mitad aburrida e innecesaria la trama le dieron tantas vueltas y es tan absurda que al final todo depende de un solo personaje, esa es un poco mi opinión de Justice League. En cambio Avengers: Endgame pasará a la historia como una de las mejores películas de la historia.

Es fanservice puro y esto no es precisamente malo, Endgame es una carta de agradecimiento a los 6 vengadores originales pero especialmente a los fanáticos que por más de una década hemos estado abarrotando las salas de cine para aventurarnos en las historias del Marvel Cinematic Universe.

Al momento de escribir estas líneas la película ya es el mayor estreno en la historia del cine (lleva recaudado más de mil millones de dólares en tan sólo tres días) y se perfila para desbancar a Avatar del trono. Y con justa razón es una cinta redonda y que cada minuto de sus 3 horas está completamente justificado.

Los hermanos Joe y Anthony Russo lograron hacer de esta empresa casi imposible, un producto lleno de nostalgia, humor, diversión, viajes en el tiempo y muchísima acción; algo épico, pues. Desde los “cameos” de viejos conocidos como Alexander Pierce (Robert Redford), The Ancient One (Tilda Swinton), Hank Pym (Michael Douglas), la Reina Friga (Rene Russo) y obvio el mismísimo Stan Lee, la película se encarga de hacerte parte de la misión definitiva de nuestros héroes, especialmente a aquellos que empezamos este viaje en el ya lejano 2008. No sé tú, pero sentí una emoción inmensa al revisitar “La Batalla de Nueva York” de Avengers o incluso el Asgard de la aburridora Thor: Un Mundo Oscuro. Para ir al futuro debemos visitar el pasado, no importa si no nos gusta; dicen algunos.

Cada pieza del elenco está tan bien cimentado que resulta imposible imaginarse a alguien más en el papel de estos personajes, y el cierre que vemos en cada uno de los Avengers originales es desgarrador y sí, satisfactorio (a título personal, no me encantó el destino de Black Widow pero va, se las compro, y más porque viene su película en solitario).

Tal vez el único pie del que cogea Avengers: Endgame es la confusa argumentación de los viajes del tiempo de que alterar el pasado no propiamente altera el futuro, pero qué más da en este universo funciona y se los perdonamos.

Por último quiero hacer una mención honorífica a la batalla final, bien me podrían haber cobrado el triple de un boleto de entrada y solo por ver esa secuencia hubiera valido cada centavo. Es el espectáculo visual más épico y emocionante en lo que va del milenio (la primera vez que vi la película más de la mitad de la sala gritamos al ver a todos los personajes del MCU juntos peleando en conjunto, eso aderecémoslo con el legendario grito de “Avengers assemble” que por primera vez lo escuchamos en pantalla grande). La simple logística y programación de coreografías y agenda merece un Óscar en sí mismo, y si no existe esa categoría que la inventen para dársela a ese planning. Muero por ver esa secuencia en formato en IMAX.

Bueno, en conclusión Avengers: Endgame es una conclusión digna de una saga que marcó a toda una generación. Así se deben de contar las épicas, carajo. Por eso a esta proeza de la cinematografía le doy 4.5 lentecitos de 5.

¿Cuántas veces planeas verla? Cuéntame cuál fue tu parte favorita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close