Detective Pikachú: Una nostalgia de mierda

La segunda década de este milenio será recordada por futuras generaciones como el periodo donde impero la nostalgia, tanto barata como espectacular. Me duele decir que Detective Pikachú es nostalgia barata, una verdadera chingadera.

Me considero un fanático de Pokémon de la vieja guardia, coleccioné todos los tazos que salían en Sabritas y solo me sé los nombres de la primera generación de Pokémon. Asistía ver esta película con emoción con ganas de volver a vivir mi infancia imaginándome cómo sería el mundo si estás increíbles criaturas existieran y sí lo logró.

El diseño de cada uno de estos personajes fantásticos hace justicia a sus contrapartes de videojuegos y animadas, fue muy emocionante ver e identificar o recordar los nombres de todos los Pokémon que aparecen en pantalla, cada secuencia con las criatura vale muchísimo la pena.

El lado negativo de la cinta se encuentra en la trama, en formas estamos presenciando una película de detectives, un subgénero que suele aprovechar el ambiente de misterio para hacernos parte de la historia. El problema es que Detective Pikachú no lo logra, empezando con el nulo interés del protagonista de resolver el caso, si el personaje principal no muestra o refleja curiosidad sobre lo que está investigando ¿por qué uno como espectador debería hacerlo?

Ryan Reynolds hace un buen trabajo entregándonos un Pikachú irreverente, divertido y hasta cínico (nunca habíamos visto al Pokémon insignia de la franquicia de esta forma), lo hace muy bien pues. Y su interpretación es más de aplaudirse si tomamos en cuenta que Deadpool forma parte de su baraja de personajes y nunca hace evocaciones a él. Igual de divertido pero cero parecidos.

Un villano genérico sin una verdadera motivación bien explicada (nunca terminé de entender cuál sería la ventaja o propósito de su plan), y no es culpa de Bill Nighy que lo hace decorosamente, el tema radica en cómo escribieron a su personaje.

La música evoca a piezas clásicas que hemos escuchado a través de videojuegos y series animadas, este detalle me gustó porque hace que la historia forme parte del mismo universo, de hecho hay referencia y citas que nos dan a entender que todo lo que hemos visto antes está conectado.

En conclusión Detective Pikachú es una bienintencionada película que desafortunadamente se enfocó más en dar a los fans un eye candy espectacular de los Pokémon y dejo de lado el objetivo de contar una historia entretenida y memorable. Si eres seguidor de la saga la disfrutas y si no es muy probable que te aburras hasta la médula. Por eso le pongo a esta peli 2.5 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close