X-Men: Dark Phoenix: Quemando todo hasta las cenizas

Mis expectativas con X-Men: Dark Phoenix estaban más abajo que el Sistema Cutzamala. Una película que se estrenó en medio de la adquisición de Fox por parte de Disney, una secuela de una de las historias más flojas de los Hombres X y una adaptación del cómic que pareciera estar destinada a la ignominia.

Pero contra todo pronóstico (y la crítica especializada), sino me encantó la cinta, sí me entretuvo. Al salir de la sala mi papá mencionó: “Como una historia aislada está buena pero ya están muy enredadas”, y en efecto es un cagadero, si no has seguido por lo menos los últimos 10 de los 18 años de existencia de la saga te vas a perder como barco en el Triángulo de las Bermudas.

El mayor problema de la película radica es que ni siquiera se toma el tiempo de dejarnos empatizar con los “nuevos” miembros de los X-Men (Cyclops, Storm, Nightcrawler y Jean Grey; que estos ya no son nuevos pero en este multiverso sí. Ven, es un cagadero). El conflicto se plantea y se pone a la nueva Jean como eje central y uno como espectador lo único que le queda decir es: “Ah, pues que gacho lo que le está pasando pero meh”. No hay una verdadera angustia.

La ópera prima del otrora productor Simon Kinberg, no tiene una mala dirección pero sí es genérica (de esos trabajos llamados por encargo), no hizo una tésis existencialista como James Mangold en Logan pero sí aplico el cine espectáculo a là Michael Bay con secuencias verdaderamente entretenidas que hacen tener la boca abierta, o al menos estar comiendo palomitas con gusto.

La gran parte de la campaña publicitaria se basó en que sería la despedida de una saga que nos ha acompañado por casi 20 años y pues no se sintió así. Avengers: Endgame y por supuesto Logan fueron mucho mejores cierres para personajes entrañables y queridos por el público. Sí fue una película mediana de franquicia pero los fanáticos del equipo mutante merecían más.

La saga del Fénix en los cómics de X-Men es considerada en una de las mejores historias impresas de superhéroes es una lástima que aún no tenga una adaptación que le haga justicia a esta crítica del poder desmedido pero Dark Phoenix hace un intento más digna de lo que fue X-Men: La Batalla Final.

En conclusión X-Men: Dark Phoenix es un espectáculo de efectos especiales pero que lamentablemente flaquea con una historia con personajes poco entrañables y hasta desechables, es por eso que a esta peli le pongo 2.5 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close