El Rey León: Rugiendo por convivir

No voy a mentir, la adaptación live action del clásico animado de 1992 me tenía entusiasmado, partiendo de que es una de mis películas favoritas del estudio la expectativa era alta. Y pues sí, fue lo que esperaba pero tristemente es una adaptación innecesaria.

El mayor logro de la versión 2019 es, sin duda, el fotorealismo plasmado en pantalla, por varios momentos de la cinta te olvidas de que es una animación realmente piensas que lo que estás viendo es verdad.

El cuidado y estudio que dedicaron en apariencia y comportamiento de cada uno de los animales es tan minucioso que logra hacerte pensar que estás viendo una especie de documental de National Geographic con números musicales. Realmente estamos en la sabana africana.

Por otro lado, las interpretaciones son adecuadas, Beyoncé fantástica, Donald Glover creíble, Chiwetel Ejiofor escalofriante y James Earl Jones pues… ÉL es Mufasa y ya. Pero los verdaderamente sobresaliente son Billy Eichner y Seth Rogen interpretando a Timón y Pumbaa respectivamente, ellos dos aprovechan la naturaleza cómica de sus personajes y los llevan al siguiente nivel, siendo este eslabón lo más refrescante en cuanto a reinterpetación se refiere.

Jon Favreau logra consolidarse como uno de los directores más polifacéticos de la industria, aunque por segunda vez en su filmografía utiliza animales animados realistas (El Libro de la Selva), aquí lleva esa técnica al siguiente nivel logrando imprimir emociones en animales con una dirección de actores digna de un estudio de doblaje. Además las secuencias de acción son deslumbrantes de principio a fin.

Entonces ¿por qué El Rey León es una adaptación innecesaria? Porque en ningún momento ves algo nuevo, si bien Dumbo fue reinterpretation polémica, ésta dijo muchas que la animada no, Aladdin supo conjuntar la nostalgia con nuevas actuaciones y de paso tapó los hoyos argumentales de la original. En El Rey León no vemos nada, NADA, toda está tal cual lo esperábamos, es una calca de la original y esto en lugar de sumar demerita muchísimo esta versión. E incluso los número musicales se sienten fuera de lugar porque las canciones fueron creadas en servicio de la animación, aquí simplemente no es creíble y no llega a emocionar a los niveles que uno esperaba.

Y es triste porque se siente que cada uno de los involucrados dejó el corazón en cada aspecto de la película. Solo que tal vez, el camino de la calca no era adecuado. En estas líneas entiendo -y ahora apoyo la decisión de no hacer la adaptación de Mulán un musical.

En conclusión El Rey León es un trabajo titánico que simplemente funciona como un escaparate para la tecnología CGI de 2021, pero lo mismo hizo Beowulf (Robert Zemeckis, 2007) y nadie la recuerda con mucho cariño que digamos. Todo funciona con el rey menos su adición en acción real. Es por eso que a esta peli le pongo 2.5 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close