Hobbs y Shaw: Un bodrio bien hecho

He de confesar que soy casi nuevo en la franquicia de Rápidos y Furiosos (la primera cinta que vi en el cine fue la séptima parte) ya que pues simplemente no me llamaba la atención la historia de un grupo de cuates que tunean naves para competir en carreras clandestinas en Los Ángeles, pero desde que los protagonistas son capaces de desviar misiles nucleares con una sola mano lograron captar mi atención, por ridículo que esto suene.

El encanto de Rápidos y Furiosos, de uno 8 años a la fecha radica en su espectacularidad y sí, en su elenco. Tal es el poder de algunos personajes secundarios que decidieron el promete ser el primero de varios spinoffs: Rápidos y Furiosos: Hobbs & Shaw. Que básicamente es una prueba del poderío que Dwayne Johnson tiene en Hollywood.

La cinta funciona como cine espectáculo en todos los sentidos (tal vez su único pecado es que por momentos se siente muuuy larga): tiene un par de superestrellas como protagonistas, personas atractivas, autos, explosiones, persecuciones y todo lo que un blockbuster de verano debe tener. Pero ¿por qué digo que es un bodrio? Porque toda la franquicia lo es, pero a estas alturas eso ya no es malo, sabemos a lo que vamos y lo aceptamos es más, lo deseamos.

La química de La Roca y Jason Statham es palpable en cada momento que tienen juntos en pantalla que lo único que te queda hacer es sonreír. Los dos entienden de pies a cabeza a sus personajes y se divierten haciéndolos. Además de que el carisma de Johnson es tan grande como su salario. Digo que esta cinta es una muestra del poder que tiene el actor en la industria porque prácticamente es SU película: dejo fuera de la ecuación a Vin Diesel, funge como productor ejecutivo, sus mejores amigos tienen cameos (muy divertidos, por cierto), y de paso muestra sus raíces polinesias. ¿Ven? Es su película.

Las nuevas adiciones a la familia entran de manera orgánica y creíble, primero Idris Elba como el villano en turno y después Vanessa Kirby como “la damisela en peligro”. Tienen la fuerza y acción que cualquier personaje de la saga debería tener. Son un triunfo total.

En conclusión, Rápidos y Furiosos: Hobss & Shaw es una gran cinta de acción que probablemente tiene el Fast and Furious de más, porque pues casi ni vemos coches pero el enorme talento de sus protagonistas logra que sea algo muy disfrutable. Por eso le pongo a esta peli 3.5 lentecitos de 5.

¿Tú ya la viste? Cuéntame qué te pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close